¿Qué es un constructor?

La figura clave en la cosntrucciónEn la actividad de la construcción hay muchas profesiones y roles diferenciados. Hay que distinguir en todo caso entre el rol empresarial de constructor y la actividad profesional individual de constructor.

El constructor o la empresa de construcción

En muchas ocasiones e habla de constructor, o del constructor de determinada obra, para referirse a la empresa constructora. Se trata una de las acepciones más utilizadas en el lenguaje común.
En general, la actividad de la construcción en términos empresariales distingue tres tipos de empresas. En primer lugar, la empresa de arquitectos, que también se conoce en algunas ocasiones como estudio de arquitectura, agencia de arquitectos, u otras formas similares. En general, esta empresa tiene el rol de diseñar una obra, y por lo tanto, generar los estudios en términos de diseño, concepto de habitabilidad o uso, arte, y también materialidad y cálculos funcionales.

La segunda empresa que entra en funciones es la empresa constructora, a la que también se le designa como constructor de la obra, y en algunas tradiciones, estas empresas suelen personalizarse a través de un nombre visible, que puede ser el dueño, o el ingeniero jefe, etc. De este modo, es posible escuchar que el constructor de tal obra, es tal persona, lo que en el fondo quiere decir, que es la persona a cargo de la empresa que ejecuta la construcción de la obra, o en algunos casos, el ingeniero en jefe de la Obra.

Usualmente en un proceso de construcción, hay una tercera empresa involucrada, que es una empresa inmobiliaria, que también se conoce como promotora, y que al igual que en el caso anterior se le suele personalizar a través del nombre de una persona, a veces el dueño o responsable. En ocasiones también se identifica a este último con el gestor. Mientras el estudio de arquitectura se encarga del diseño. La constructora se encarga de levantar la obra, y la inmobiliaria básicamente de venderla, aunque en algunos casos también actúa como inversionista o como intermediadora entre inversores.

El profesional constructor

Ahora bien, además de las empresas constructoras, hay que distinguir entre los profesionales de la construcción; pues también se utiliza la expresión “constructor” para referirse a uno de ellos. Los tres profesionales que actúan a cargo de los procesos de construcción de una obra, son en primer lugar el arquitecto. En segundo lugar el calculista, que puede ser también un arquitecto, o un ingeniero; en algunas tradiciones se trata de un ingeniero en particular, como ingeniero civil, o ingeniero en obras civiles, o en obras y caminos, entre otros nombres similares. Finalmente, está el constructor que, nuevamente, según la tradición puede ser también, ingeniero en construcción, constructor civil, y otros nombres del mismo tipo. En términos generales la cadena de procesos implica que el arquitecto diseña una obra, por ejemplo un edificio.

El calculista, como su nombre lo indica calcula las resistencias, el soporte, las fuerzas, etc. que el edificio diseñado requiere. Finalmente el constructor, por una parte, saca cuentas es decir, cotiza los costes de la construcción, y en segundo lugar supervisa y coordina en forma directa la construcción como tal. Esta cadena de procesos, es un esquema, en la práctica los equipos de trabajo se coordinan mezclando sus funciones; pero en términos generales sirve para entender de manera amplia las funciones del constructor.

Imagen de jose luis villar – Fotolia.comSimilar Posts:

 

Comments are closed.