Acerca de el Colegio de Arquitectos

flickr.com / ra_hurd

Es una institución creada para fomentar la relación entre los arquitectos y la Sociedad en general, así como para desarrollar un espacio de intercambio de información y experiencias entre los propios miembros del Colegio.

El Colegio está estructurado en varios departamentos para facilitar el desarrollo de sus objetivos: administración y secretaría, concursos, oficina de control, asesoría jurídica, biblioteca, relaciones externas y comunicación, asistencia técnica, publicaciones.

La organización del Colegio gira en torno a unos estatutos y reglamentos que definen tanto la estructura funcional, como la forma de Gobierno de la propia institución, decanato, diferentes juntas de gobierno, comisiones colegiales.

A modo de resumen y de acuerdo con los Estatutos, los fines principales del Colegio son el ordenamiento de la profesión, el otorgamiento de la representación y defensa de los colegiados ante cualquier acusación, la colaboración con las diferentes Administraciones Públicas en el ejercicio de sus competencias, el fomento de la función social de la Arquitectura y la mejora de la calidad de los diferentes estudios que dan acceso a la profesión.

Hay que destacar entre las diferentes funciones del Colegio la elaboración de unas normas deontológicas que establecen los parámetros en los que se tiene que desenvolver el profesional de la Arquitectura. Como en otras profesiones, el Colegio marca las directrices morales de sus asociados, incluyendo los mínimos de calidad, fijación de precios, uso de materiales.